LARA UNDERWATER

viernes, mayo 05, 2006

Las cooperativas de meretrices.



De nuevo los catalanes nos han dado un golpe de cogote. Exactamente Doña Montserrat Tura, ya tiene un borrador sobre la mesa pendiente de la aprobación del Gobierno Catalán.
En el se recoge una serie de medidas destinadas a autogestionar los servicios de las prostitutas, de manera que no tengan la dependencia de socios o personas que tutelen sus "servicios".
Si esta iniciativa legislativa está pensada con suficiente sensatez y visión, podriamos tener delante la solución a las rotondas pobladas de mujeres que ejercen su oficio sin el minimo de higiene o confort para realizar su trabajo.
Tan solo hace unos días comentaba yo este tema mientras circulaba por las afueras, en las que las prostitutas pueblan los huertos ejerciendo su actividad. Digo yo, que si todo el mundo acepta y utiliza sus servicios, ya es hora de que se limpie de una vez por todas la ingratitud de un trabajo más, se legalice y no siga siendo tabú para una sociedad en la que poco a poco vamos abriendo los ojos a determinadas cosas que de tanto mirarlas, se han vuelto borrosas.


2 Comments:

  • At 3:14 p. m., Anonymous Peter Pan said…

    La fiscalización del sexo de pago es un mal menor para l@s profesionales, que seguirán siendo explotad@s pero un poquito menos, ya que adquirirán derechos añadidos a los innatos del ser humano, que al fin y al cabo son tan inútiles como un mojón de carretera.
    Una garantía sanitaria para l@s clientes que además podrán así exigir el libro de reclamaciones cuando haya un motivo de insatisfacción.
    Y un chollo para Hacienda, y es que la profesión mas antigua de la historia del hombre es un negocio muy lucrativo, y una vez legalizado este, representa para el triste y gris recaudador de impuestos una nueva y jugosa teta de la que mamar, lo que me hace pensar si no será este y no otro el motivo de fondo para tomar esta decisión.
    Hacienda somos todos, pero unos mas que otros y “Poderoso caballero es don Dinero”, que es capaz de transformar un lupanar en una empresa, a putos y putas en trabajadores primero y en honrados contribuyentes después, a las enfermedades de transmisión sexual en enfermedades laborales, quizás incluso sea reconocida por la S.S. la rotura de un preservativo durante el coito como accidente laboral.
    Por cierto, ¿Sabias que el bajito del bigote, además de ser de Quintanilla de Onesimo, era inspector de hacienda?, ¿Crees tu que una vez legalizada la prostitución, perderé el derecho a percibir el paro si rechazo una oferta de empleo del INEM para trabajar como prostituto?.

    Peter Pan

     
  • At 5:43 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Yo también leí eso que venía de un periódico alemán, pero era de ese que es tan sensacionalista...The Wild o algo así.
    Pienso en cualquier caso, que las cosas bien hechas, siempre son mejores que las chapuzas y que todo es mejorable, aunque para ello, todo lleva su tiempo.
    Vease la muestra.

    Nelo Bacora

     

Publicar un comentario

<< Home